Cuaderno de bitácora

Diario de navegación

Tendremos que llevar a cabo un diario de navegación para llevar un registro de todo lo acontecido en nuestro barco.

17 de septiembre de 2017

Nos encontramos un mensaje en una botella.

El 13 de septiembre, cuando llegamos a nuestros barcos nos encontramos un mensaje en una botella. ¿Pero, qué tipo de mensaje era ese? No nos costó mucho averiguar que las sílabas estaban desordenadas. Así que, separamos todas las sílabas y las ordenamos hasta formar palabras con un sentido. ¡ Qué sorpresa cuando descubrimos que hay un tesoro en Isla Perdida !

20 de septiembre de 2017

Baúl pirata

El 15 de septiembre, comenzamos a leer un libro dónde tuvimos que decidir si continuábamos con la aventura en la que nos íbamos a adentrar. Ese libro nos llevó hasta la bodega del barco donde encontramos un baúl pirata cerrado con un candado.

Para poder abrir el candado teníamos que buscar cuatro números, los cuales estaban escondidos tras pistas. Cuando las descubrimos todas, tuvimos que ordenar los números en orden ascendente. 

Por fin se abrió el candado y dentro descubrimos las reglas del juego: "surcando los mares", con unas cartas especiales que nos harían avanzar por un tablero.

Con este descubrimiento sabíamos que el juego comenzaba.

Pista 1. Resolviendo jeroglíficos matemáticos

Pista 2. El puzzle

Pista 3. A través del espejo

Pista 4. Adivinanza

28 de septiembre de 2017

Matrículas

Nos hemos dado cuenta que hay muchos barcos enemigos por los Mares del Sur y hemos decidido poner matrículas a nuestros navíos. Son matrículas especiales que hemos hecho con la numeración que sabemos para identificarnos correctamente. Hemos practicado mucho hasta conseguir el resultado que queríamos. Ahora ya estamos preparados para abordar un barco que no sea de nuestra flota. 

9 de octubre de 2017

Salvando a un náufrago

A la tercera va la vencida. Nos ha costado bastante poder llevar a cabo esta misión, ya que entrañaba bastante dificultad. Después de encontrar un náufrago desfallecido sobre una balsa, decidimos salvarlo uniendo cuerdas de cada navío. La única manera de conseguir una cuerda por barco era resolviendo operaciones de sumas y restas. El mayor problema fue, que por lo menos tres de los cuatro tripulantes teníamos que hacer diez operaciones en menos de tres minutos.  Después de dos intentos fallidos tuvimos que practicar mucho durante nuestro descanso de fin de semana y, por fin, a nuestra vuelta conseguimos nuestras cuerdas. Las atamos todas juntas y remolcamos la balsa 

hasta nuestros barcos.

17 de octubre de 2017

Mensajes en Isla Badabá

Como teníamos tanta prisa por seguir navegando y no podíamos ocuparnos de nuestro náufrago, decidimos dejarle en Isla Badabá. Cual fue nuestra sorpresa cuando no encontramos a nadie para contarle lo que le había sucedido, así que decidimos dejarle en el pecho una nota contando por qué estaba allí. También dejamos un escrito resumiendo todo lo que habíamos tenido que pasar para poder rescatarlo. Esperamos que alguien lo encuentre pronto y le cuide como se merece. 

27 de octubre de 2017

¡ Tierra a la vista !

Alguien ha gritado ¡Tierra a la vista!, pero somos incapaces de ver que se encuentra delante de nuestro barco. Así que, decidimos fabricarnos un catalejo para ver todos los detalles de Isla Pirata (así es como la hemos bautizado). Una vez que construimos nuestro utensilio, nos dispusimos a observar detenidamente cualquier detalle oculto.

Ha sido emocionante describir la nueva isla, de lo general a lo concreto, y contar a nuestros amigos grumetes nuestros descubrimientos. 

Como teníamos hambre, hemos pescado un calamar gigante. ¡Pero si acabamos de encontrar a otro náufrago en una balsa! Decidimos compartir nuestro calamar con él.  Cogimos nuestras barquitas individuales y nos dispusimos a salir con un trocito de calamar cada uno. Para no discutir y teniendo en cuenta que somos muchos, tomamos la decisión de apuntar nuestros nombres según el orden de llegada a la balsa. Anotamos nuestra posición en números ordinales y el nombre. No hubo ningún conflicto y todo el mundo pudo dar un trocito de calamar al náufrago. ¡Otra persona perdida en los Mares del Sur salvada! Creo que hacemos un buen equipo.

Alimentemos a un náufrago.

13 de noviembre de 2017

24 de noviembre de 2017

Wilson.

Hemos llegado a una isla donde se encuentra un náufrago solo. Se ha debido volver un poco loco porque habla a una pelota a la que llama Wilson. ¡Pobrecillo! Para que tenga cosas que contarle a Wilson y no se aburra tanto, hemos decidido hacerle un libro de cuentos. 

Hemos escrito cuentos de todo tipo, individualmente y en equipo. Los vamos a agrupar todos y le vamos a dejar el libro que lleva como título "Cuentos para Wilson". Esperamos que le gusten.

24 de noviembre de 2017

Perdidos.

¡Vaya! Después de dejarle al náufrago su libro de cuentos para Wilson nos perdimos y no sabíamos cómo volver a la playa. Nos agrupamos por parejas y tuvimos que ir abriendo caminos entre la selva. Un miembro de la pareja tuvo que dirigir al otro, pero sólo podíamos utilizar ciertas palabras clave: arriba, abajo, derecha e izquierda. Al final todos conseguimos llegar a la playa sanos y salvos.  

25 de enero de 2018

Pescando peces.

Hemos encontrado un nuevo náufrago, pero éste sólo tenía un problema. Había pescado un montón de peces para alimentarse y no sabía en qué orden comérselos. Para aclararnos bien y organizar sus peces, hemos hecho una tabla de datos y un gráfico de barras. ¡Ahora sí que lo vemos bien! Así que hemos decidido decirle que se coma por la mañana el pez espada, a mediodía el besugo y por la noche el pez globo. En cuánto le hemos aclarado su comida se ha puesto muy contento y nos ha dado unos cuantos peces para el camino.

12 de febrero de 2018

Sirenas.

Hemos tardado bastante en estar preparados para esta misión. Primero tuvimos que aprender quien era Ulises y cómo consiguió él escapar del canto de las sirenas. Luego tuvimos que aprender sobre emociones alegres y escribir un cuento que tuviese emociones, siempre alegres. 

Cuando ya estuvimos preparados para atravesar con nuestro barco esa zona de sirenas, pusimos viento en popa a toda vela. Cada miembro de equipo se colocó en una zona de la clase. El resto de compañeros hacían el papel de sirenas. Los piratas tenían que leer su texto, pero lo tenían que hacer muy alto, ya que una música de cantos de sirena que se oía en toda la clase les podía desconcentrar. 

                  Si el pirata conseguía que alguna sirena escuchase su narración y la pudiese resumir                     ganaba un punto y lograba escapar. Si por el contrario, éste lo hacía mal, no tenía                        sentido su historia , o no lograba que alguna sirena lo reprodujese se quedaría                             atrapado. Por suerte todos piratas consiguieron escapar y poner rumbo a su                                  siguiente destino.

Hemos tardado bastante en estar preparados para esta misión. Primero tuvimos que aprender quien era Ulises y cómo consiguió él escapar del canto de las sirenas. Luego tuvimos que aprender sobre emociones alegres y escribir un cuento que tuviese emociones, siempre alegres. 

Cuando ya estuvimos preparados para atravesar con nuestro barco esa zona de sirenas, pusimos viento en popa a toda vela. Cada miembro de equipo se colocó en una zona de la clase. El resto de compañeros hacían el papel de sirenas. Los piratas tenían que leer su texto, pero lo tenían que hacer muy alto, ya que una música de cantos de sirena que se oía en toda la clase les podía desconcentrar. 

                  Si el pirata conseguía que alguna sirena escuchase su narración y la pudiese resumir                     ganaba un punto y lograba escapar. Si por el contrario, éste lo hacía mal, no tenía                        sentido su historia , o no lograba que alguna sirena lo reprodujese se quedaría                             atrapado. Por suerte todos piratas consiguieron escapar y poner rumbo a su                                  siguiente destino.

Sirenas.

12 de febrero de 2018

16 de marzo de 2018

Construyendo un tablón.

¡Vaya! Se nos rompió el tablón para poder salir del barco y hemos tenido que construir otro. Como no teníamos dinero para comprar las maderas, hemos tenido que buscar trabajo en Isla Tablón. Menos mal que la redactora jefa de un periódico nos ha contratado a todos para hacer un periódico. Como no sabíamos hacerlo, tuvimos que investigar cómo era y las partes que tenía, así como la estructura de una noticia y de un anuncio. Por grupos nos dividimos las secciones del periódico y cada grupo se ocupó de hacer cada parte: internacional, nacional, local, deportes, anuncios, pasatiempos y sociedad. El resultado fue muy bueno y la jefa estaba tan contenta que nos compró los tablones qque necesitábamos para hacer nuestra pasarela.

Una vez que tuvimos los tablones listos, medimos los tableros de ancho y largo para ver cómo lo queríamos exactamente. Nos pusimos de acuerdo como equipo y comenzamos el proceso de elaboración. El proceso ha sido largo ya que la decoración del mismo nos ha supuesto mucho esfuerzo. Para finalizar hemos tenido que dibujar a escala nuestro tablón decorado y poner las medidas finales, concretando el ancho y largo del mismo. Esta misión nos ha gustado mucho ya que nos hemos tenido que trabajar en equipo y tomar muchas decisiones conjuntas.

hay que decir que todos los tablones están colocados en sus respectivos barcos y funcionan de maravilla.

13 de abril de 2018

Cómo ya sabéis estamos de mala suerte en el barco, y se nos rompen las cosas. Esta vez fue el suelo de la bodega, lo que hizo que entrase agua. No podíamos permitir que se nos hundiese el barco, así que hemos tenido que unir nuestras fuerzas para achicar el agua antes de perder nuestro navío.

Para saber qué cantidad de agua hemos sacado y comprobar si estamos a salvo, hemos tenido que aprender sobre medidas de capacidad y algunas de sus equivalencias. Y llego el gran día, teníamos preparados todos los envases, pero teníamos que cumplir unas normas: no podíamos utilizar el mismo envase dos veces seguidas, y cada vez que llenásemos un envase teníamos que apuntar la cantidad de agua que sacábamos. Por suerte, ha stodos hemos conseguido ponernos a salvo.

Achicando agua.

28 de abril de 2018

La gran misión de conservación.

Como ya sabéis recibimos una carta de la redactora jefa ofreciéndonos trabajo. La verdad es que se nos dio bastante bien y representamos nuestras obras de teatro ante un maravilloso público que nos aplaudía sin parar. Las obras fueros bastante cómicas y la gente no paraba de reírse. Gracias a este trabajo conseguimos bastante dinero que decidimos emplear en la conservación de las islas de Los Mares del Sur. Dimos dinero para la conservación de los monos, para la mejora de los acantilados...

  • Grey Twitter Icon

© 2017 Patricia Mellado Burgos

PRESENTACIÓN

Patricia Mellado Burgos

Gamificación para 2º de primaria

Curso escolar

2017-2018

Colegio Valle del Miro Valdemoro

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now