Buscar
  • patriciamellado

MISIÓN EN BRASIL: LA DIVISIÓN


Esta entrada la escribo con mucho cariño, ya que estoy tremendamente satisfecha del resultado obtenido. Como dice mi amigo Roberto Alhambra he tocado el nirvana del ABJ. Tenía un nuevo reto en el aula, enseñar a los alumnos a dividir, y sabía que quería que cogiesen el concepto, que supiesen el por qué de la división. Así que tenía claro qué quería utilizar para conseguirlo: el juego "Diamant" de Devir. Cuando conocí este juego, lo vi, las mecánicas son perfectas para utilizarlas en el aula, tal y como son, sin modificar nada.


Entonces, me inventé una misión para meterlo dentro de la narrativa de mi gamificación. Los malvados agentes de Hydra están saqueando las minas de Gerais, en Brasil. Tendrían que ir allí y recuperar las piedras preciosas para entregárselas a los habitantes de esas tierras.


Una vez tuvieron clara la misión, agrupé a los alumnos en equipos de seis y repartí un ejemplar del juego a cada uno. Lo primero fue explicar el cuidado del mismo, ya que los cofres para guardar los tesoros son bastante delicados. Según estaba explicando las reglas, oí a uno de mis alumnos que le decía a otro: "Mira Patri qué lista, nos quiere enseñar a dividir". Vale... me habían pillado, pero algunos había entendido como yo la genialidad del juego.



Estuvieron jugando durante una semana en las sesiones de matemáticas, sin explicar nada más, sólo repartiéndose gemas preciosas. Pasado ese tiempo, les hice hacer un cartel, explicando la similitud entre las cartas del juego y un mundo imaginario, y la división y su mundo real. Cuando lo expliqué me quedé sorprendida, nadie había preguntado nada, no oí la frase: "no lo entiendo, ¿lo puedes volver a explicar?". Pregunté varias veces y todo el mundo lo tenía bastante claro. Seguimos jugando durante la siguiente semana. La primera parte de la clase recordábamos nuestro cartel y cómo se dividía y la segunda parte sacábamos el juego. La única novedad de esta semana era que cada vez que repartían tenían que hacer la pregunta: ¿Qué número multiplicado por los que somos me da el número de piedras exacto o un poco menos?



Habían conseguido cumplir con su misión, trabajar duro para conseguir el mayor número de piedras preciosas y ya estaban preparados para hacer ellos sus propias divisiones. Les puse las primeras y todo el mundo supo hacerlas, sin explicar nada más, sólo recordando nuestro cartel. De hecho, cuando las hacían me contaban que se imaginaban en los números de la división, las cartas, los personajes, las que sobraban y dejaban en las cartas... Misión conseguida, más que para ellos, para mí.


Llega la hora de la evaluación, solos, ahí si iba a comprobar el resultado. Todos los alumnos han sabido hacer las divisiones, perfectas todas. Había también un problema donde había que dividir, y no habíamos hecho ninguno antes. De los 29 alumnos han sabido razonarlo 25.


Cada vez creo más que se puede enseñar de otra manera y os animo a todos a comprobarlo.


153 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EL CUENTO